sábado, 15 de enero de 2011

Good Bye Norma Jean

Good Bye Norma Jean

Estoy escuchando música, con la mente en otra parte. Desde ayer por la tarde ando con angustia. No conocía a tu padre, solo nos vimos una vez, diez minutos; conociéndote a ti, me lo imagino una persona muy especial.
Lo habrás pasado fatal, digo mal, lo habréis pasado, Paloma, tu madre, hermano y todo el mundo.
Hoy después de hablar contigo, me has dado la señal, la conversación me ha unido más a ti, a tu dolor. He tenido más claro que quería escribirte.
Cuando escribo, a veces sale del cerebro, pero otras veces salen del corazón. Cuando quiero escribir con el corazón, las cosas que quiero decir, las plasmo directamente en la pantalla, no tardo ni un segundo, escribo rápido, no quiero que se contaminen, es puro sentimiento o a mi me lo parece.
Hoy día, una persona llama por su móvil, un satélite localiza la llamada y desde varios Km. de distancia, un misil que cuesta millones de euros lo convierte en cenizas, y sin embargo la ciencia no ha avanzado lo suficiente para impedir que un ser querido nos abandone.
Pero así es la vida. Es importante saber que tiene sus reglas y aceptarlas.
Para ti van a ser y han sido días muy duros. Me contabas, que se fue sin sentirlo, que le gustaba Asturias, que en alguna ocasión lo comento; me gustaría descansar en esa tierra. Se fue rodeado de su familia, en una fiesta.
Una teoría mía; tenemos un tiempo en la tierra, queremos, sufrimos lloramos, los años van pasando la familia crece, nuestra capacidad de amar es ilimitada, tenemos hijos maravillosos, personas que queremos más que a nosotros mismos. Inevitablemente las personas que nos dieron la vida desaparecen. Ese mismo amor que tu has mamado de pequeño, que has vivido en tu casa, entre tus padres, lo llevas dentro, antes lo derramabas inconscientemente a tu alrededor, a partir de hoy más que nunca, cuando beses a tus hijos, te acordaras de él, a veces te sorprenderás mirándolos y recordando a tu padre. Además pienso, que siguiendo esta teoría - dentro del dolor de la perdida- a tu padre lo querías muchísimo, ¿ te has parado a pensar, donde va ese cariño ahora?, una parte se dedica a su recuerdo, otro trozo a tu madre, hermano, pero queda un trozo grande, muy grande muy hondo. Te lo ha dejado muy fácil, ese trozo inmenso es para Paloma y tus hijos. Puedes pensar que no hacía falta, que el precio es demasiado alto. Lo que ha ocurrido es inevitable, pues bien piensa en el futuro, te ha dejado dos cosas importantes; su recuerdo y su forma de ser, de hacer, que han conformado tu vida y te ha permitido ser hoy quien eres.
Te voy a contar una cosa que quizás te alivie el corazón mientras lo lees. Desde hace tres años tengo un pellizco en el corazón. Como tu sabes, mis padres, mis hijas no viven cerca de mi. Mis padres tienen una edad considerable, a veces suena el teléfono, solo de vez en cuando lo pienso, un día pueden irse y no estaré a su lado seguramente. No lo asumiré nunca, nunca me acostumbrare, pero tengo personas a mi lado, que me quieren, por las que tengo que vivir.
Nunca he tenido una perdida tan importante en mi vida, no se como reaccionare, lo que si pienso es como quiero que sea. Quisiera tener un recuerdo eterno en mi corazón para ellos. Un recuerdo que es una obligación. Desde ese momento mis hijas tienen que escuchar largas historias de sus abuelos, de lo que significaron en mi vida, que si ellas están aquí es gracias a la vida que ellos me dieron. Voy a gritar en silencio, gracias Dios mío, por permitirme disfrutar de ellos en la tierra, gracias Dios mío, por permitir que su recuerdo habite eternamente en mi corazón.
El titulo, corresponde a la canción que cantó como homenaje Elton Jhon en un funeral. Me pareció maravilloso. Estas letras que te escribo quiero que sean un pequeño homenaje a la memoria de tu padre.

Joaquin Vidal 16/06/03