viernes, 25 de noviembre de 2011

La Estrella Polar

La Estrella Polar ¿Has mirado últimamente al cielo? ¿De noche? Hoy en día es difícil. Con tantas luces, contaminación lumínica, creo que la llaman. No es posible ver las estrellas, solo cuando somos adolescentes y no nos importa dormir al raso, en esas noches vemos el cielo como un ramillete de diamantes, pero pasan los años y no miramos el cielo de noche. Entre todas las estrellas siempre me ha impresionado la Estrella Polar, la que han seguido marinos, peregrinos, generales y aventureros.
Ella en silencio, guiaba a todos los seres humanos, a todos, los que perseguían algún sueño, para muchos se constituía en alguien muy especial de su familia. De ella dependía que llegaran a buen término sus viajes, sus peregrinaciones. Sin saber como el ser humano, miraba constantemente al cielo esperando que le indicara el camino.
Te imaginas ¿si algún día perdiera parte de su luz o tomara otra posición en el cielo, por voluntad propia? Este mundo, hoy sería diferente. Para mí y para todos, tú, eres la Estrella Polar, el norte de nuestras vidas. Desde que hemos ido llegando o has llegado a nuestras vidas, hemos mirado constantemente a nuestro cielo, esperando ver tu resplandor, que nos guie día a día. Por eso te pedimos que te mantengas ahí. Somos muchos los que necesitamos, para encontrar nuestros sueños, tu luz y tu guía.
Esto lo escribo para que lo lea todo el mundo, porque sirve para todos, pero hoy quiero que solo tú, recojas el mensaje, lo necesitas, mañana lo necesitara otro y ayer lo necesito otro. Joaquín Nieto 25/11/2011