viernes, 16 de diciembre de 2011

Un alma nueva


Un alma nueva, por escribir, con leves arañazos, aunque a ti te parezcan grandes grietas.

Pequeños pasos dados en el camino, dulce cabezada en ese largo sueño que perseguimos, parpadeo reflejo de tus ojos, que aunque no dura más que un segundo nos parece una eternidad.

Cuantas cosas pasan y se paran en ese segundo. En el tiempo terrenal que vivimos nos parece una eternidad, un desierto de sal.

Sin estos desiertos, rotos, bajadas, cadenas, ceguera, silencios, lances, noches sin lunas, no podríamos valorar y amar jardines llenos de flores, arreglos, subidas, uniones sin fin, tus ojos, gritos a deshoras y a destiempo, lances pero con roces, noches con lunas, es lo que pienso.

Joaquín Vidal 16/12/2011