viernes, 7 de septiembre de 2012

Voy a comprar lluvia


He pasado por el mercado, llevo mi lista en el bolsillo. Voy a comprar lluvia, arroyos, ecos de gritos al viento, pero también sentimientos deseados, lanzados a la montaña, pero que no siempre han vuelto con las palabras esperadas. Flores con miles de colores, fragancias, cataratas, gravilla, hielo, cielos, cientos de cielos azules pero también nubes y nubarrones.

Silencios, voces graves, lagrimas, risas y cientos de palabras pensadas y no pronunciadas, te quieros, perdones. Volantes de automóvil, carreteras, kilómetros y kilómetros de caminos en busca de cierres de acuerdos, horas y horas de ordenador, móviles, nervios esperando una llamada.

Manzanilla, albero, rebujito, tardes de feria, amigas y amigos.
Simpatía, sonrisa, ternura, corazón sobre corazón, amor.

Todas estas cosas tengo que comprar, ¿pero donde se pueden encontrar? Ahora que lo pienso, si todo esto lo tienes tu.

He dejado pasar unos días, cuando el aire de tus labios se ha apagado arrastrando las llamas de las velas, hasta que se han apagado mientras sonaban los acorde de “Cumpleaños feliz” en tu cincuenta cumpleaños, para desearte Feliz cumpleaños Regla.

Joaquín Vidal 6-9-2012