lunes, 11 de enero de 2010

mujermadremujer mujermadremujer

Mama Ana Maria

Una vez más y sé que no es la última, has vuelto a dirigirme.
Una vez más me alegro tenerte a mi lado.
Una vez mas eres espejo donde mirarme.
Una vez más y siempre has sido, mi madre.

Que suerte ha tenido mi padre teniendo una mujer como tu.
Que suerte sentirte en el sitio justo siempre.
Que suerte contar con tu silencio.
Que suerte hemos tenido tus cinco hijos.

Te aseguro que he sentido tu lucha en estos últimos doce años. He admirado tu silencio, tu diligencia, fortaleza, fe cristiana.

Has pasado momentos duros, durísimos.

He querido escribirte esto como reconocimiento, homenaje y que al leerlo te aplique un bálsamo que alivie tu corazón en estos momentos.

Te quiero madre.

Una vez más y sé que no es la última, has vuelto a dirigirme.
Una vez más me alegro tenerte a mi lado.
Una vez mas eres espejo donde mirarme.
Una vez más y siempre has sido, mi madre.


Joaquín Vidal





22/06/07